Cuando hablo de actitud no puedo evitar recordar a Victor Küppers (formador y conferenciante), sus conferencias sobre este tema son de gran riqueza para todas aquellas personas que quieren liderar su vida. Desde mi posición de entrenador me sirvieron mucho e intenté trasladar varias de esas ideas a la dirección de equipo.

Los entrenadores apelamos en infinidad de ocasiones a la actitud para mejorar resultados, el aliento que dan los entrenadores desde la banda es un llamamiento continuo a no bajar la guardia, a seguir con intensidad minimizando errores.

Sin embargo, durante un partido, un entrenamiento o simplemente en la vida, el ser humano se olvida, por momentos, de la actitud, incluso sabiendo lo vital que es para la consecución de objetivos.

 

 

Las personas somos como bombillas, porque trasmitimos, bombillas con patas ya que nos movemos por la vida. Y hay personas que van a 30.000 watios y otras que van fundidas

Víctor Kuppers

 

El baloncesto es un deporte en el que se tiende a controlar cualquier detalle para sacar ventaja, el gesto técnico se quiere afinar a la perfección y el vídeo aparece como una gran herramienta para explorarse a uno mismo y a los rivales. Por tanto el “verse” a uno mismo para aprender de lo experimentado es una baza que debemos explotar.

Recuerdo a Küppers decir que si alguien está desanimado pierde su forma de ser. Esta frase me conectó de lleno con un equipo después de perder… Suele pasar que las derrotas vienen acompañadas de falta de actitud (¡No siempre!). Perder un partido duele y levantar a los jugadores después de un mal partido es la gran tarea del entrenador.

No siempre podemos creer que la actitud viene cuando queremos. La actitud también hay que entrenarla, no tenemos un interruptor en nuestro cuerpo para pulsarlo y funcionar con la actitud deseada. El error forma parte del camino de un equipo y alabar esfuerzos es clave para que el desánimo desaparezca pronto. Si queremos que nuestro equipo de trabajo funcione debemos poner énfasis en lo positivo, esto nos empodera y nos da confianza.

Por ejemplo, en mi sector, como antes comentaba, muchas veces se usan imágenes de vídeo para reforzar lo entrenado, y si encima se trata de lo positivo, gran valor el que trasmitimos. ¿Cuántas veces al día nos dicen cosas buenas?

 

Si no tienes confianza, siempre encontrarás una manera de no ganar.

Carl lewis

Vivir la vida que tenemos es pura magia. Me cuesta asimilar todo lo que podemos darnos cuenta a lo largo de una jornada, aprender de las situaciones sirve y mucho para que nuestra actitud se mantenga con la batería bien cargada. ¡Qué pena no poder aprovechar todo lo que cada día nos da!

Recuerdo como después una derrota solía decir a los jugadores: “esta semana tenemos otro buen motivo para entrenar…”

Y es que trasformar cada problema en una nueva oportunidad es de una riqueza vital magnífica. ¡Cuántas veces hemos escuchado y dicho que de los errores se aprende!

Somos seres con un valor interior poderoso, lo único que, en ocasiones, nos sumergimos en un letargo y dejamos pasar días, semanas, años… La pereza es común en el ser humano, por eso los entrenadores y los grandes líderes deben tener esto muy presente para que el equipo siempre se muestre predispuesto al trabajo. Un equipo motivado no tendrá problemas graves de actitud.


Imagen de la serie TED LASSO, un entrenador de fútbol que triunfa
con su entusiasmo e ilusión

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas – la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino para decidir su propio camino –

Viktor Frankl

 

 

Por último, me gustaría tratar sobre la importancia que tiene el mensaje. Una comunicación efectiva entre el entrenador y los miembros del equipo, permite que todo fluya de una manera natural. Si queremos que nuestro equipo esté motivado y muestre actitud hacia el trabajo, la habilidad de comunicar es un pilar indispensable para el líder, trasmitir es mucho más que hablar y ordenar. El mensaje del “jefe” implica preguntar y escuchar. Preocuparse por los miembros de tu equipo de trabajo supone conseguir la colaboración de todo el personal para la consecución de los objetivos marcados por la organización.

 

ANÉCDOTA DE VÍCTOR KUPPERS

Víctor Kuppers a través de Twitter pidió que le recomendaran un hotel en un lugar costero.

Kuppers comprobó que había un nombre que se repetía con frecuencia. Cuando visitó la página web del hotel, comprobó que no tenía fotos de las instalaciones.

Por tal motivo, escribió un email pidiéndole si le podían mandar algunas fotos del establecimiento para convencer a su pareja de la elección.

La responsable de la dirección del hotel le respondió:

Apreciado Víctor:

Le voy a ayudar a convencer a su mujer. Es verdad que no tenemos fotos de las habitaciones porque estamos renovando nuestra página web. Le pido disculpas por ello.

Éste es un hotel pequeño y al jefe le ha dado por reformar ¡Qué le vamos a hacer! Se aburre. Lo que he hecho es subir a la habitación que creo que mejor les encajaría con los niños a hacer unas fotos con mi cámara personal. Se las adjunto con este email. Si a su mujer no le gustan las habitaciones, dígamelo, que hablaré con el jefe para ver si las puede cambiar, ¡Puestos a reformar la web ya no va de un par de habitaciones!

Si necesita más fotos, solo tiene que pedírmelas, es un subir y un bajar, usted pida. ¡Será por fotos! Le esperamos, pronto, a su disposición.

Ana, responsable de recepción”

 

No vamos desacertados si pensamos que con esta actitud muchos clientes optarán por ir a este hotel. Así pues, el talento y las habilidades de cada uno son importantes para desarrollar las tareas diarias… Sin embargo, la actitud es algo que no podemos descuidar en nosotros y en nuestros colaboradores si realmente queremos tener éxito.

 

EN CLAVE SUBJETIVA…

Te propongo el siguiente ejercicio. Muy sencillo y que puede cambiar tu forma de afrontar cada día.

Cada noche, antes de acostarte, responde a esta pregunta y vete generando en un cuaderno todas tus reflexiones:

¿QUÉ HAS APRENDIDO HOY?

Por muy malo que haya sido tu día, explora lo que verdaderamente has aprendido, puede que te sorprendas lo valioso o valiosa que en realidad eres.

 

 

Si quieres recibir en tu correo cada semana mis artículos, Introduce tu email:

¡No olvides verificar tu correo para poder recibirlos!